El riego en el cultivo de frutillas.

El manejo del riego en forma adecuada es de vital importancia para tener alta rentabilidad en el cultivo de frutillas en Uruguay.

Frutillas
El objetivo principal al regar es obtener una alta rentabilidad en el cultivo de frutillas en el Uruguay. Por  eso el riego se debe considerar como un elemento más, en el manejo del agua en general.

El exceso y el déficit  de agua  son perjudiciales. Al planificar el cultivo   en  Uuguay se toma en cuenta el régimen de lluvias y el tipo de suelos en cuanto a su capacidad de retener y  drenar el agua que sobra.

Para drenar el agua en invierno y cuando las precipitaciones son abundantes, se utilizan surcos con pendientes del 1 al 2%, y además, que no superen los 100 metros de largo  porque si no se acumula mucha agua y puede romper los surcos.

El cultivo  es practicado con la colocación de mulch lo que cambia la dinámica del agua en el suelo y disminuye la evaporación directa, lo que implica menor necesidad de  riego y conserva por más tiempo el agua de lluvia y riego.

Hay en el cultivo  momentos que el agua no debe faltar: uno de ellos es en el trasplante cuando la planta tiene que enraizar.

En general, por los resultados de los ensayos, la época propicia para el trasplante es entre el 15 de febrero y el 15 de marzo, época que en algunos años el suelo está seco, por eso se debe contar con riego para ese momento porque si no se pierden plantas y la población disminuye cosa que atenta con obtener una alta rentabilidad del cultivo de frutillas.

El otro momento que en realidad es un periodo largo,  es cuando se está produciendo la fruta; un déficit trae como resultado que el tamaño de las frutillas disminuya y con ello los quilos cosechados y un exceso trae como consecuencia que los frutos se rajen y sean mas difíciles de conservar y cosechar,(porque tienen una consistencia mas acuosa).

Lo ideal es hacer un balance hídrico donde, a partir de las necesidades de agua  del cultivo y las lluvias caídas determinar las necesidades de riego, y dimensionar el equipo de riego al igual que los turnos y los volúmenes de agua a  aplicar.

La fuente de energía es muy importante porque si  se cuenta con energía eléctrica monofásica, las bombas para agua son de poco caballaje y por lo tanto hay que dividir en cuadros el cultivo  y regar por turnos.

Por ejemplo es común en los cultivos de frutillas, en la zona sur del Uruguay, que en época de cosecha se rieguen turnos de 1000 metros cuadrados por vez durante 4 – 6 horas cada 2-3 días  ampliando este periodo si hay lluvias de por medio.

Lo que sí es claro, que el manejo del riego en forma adecuada es de vital importancia para tener alta rentabilidad en el cultivo de frutillas en Uruguay.

En próximos artículos seguiremos desarrollando estos y  otros temas del cultivo de frutilla.

Ing. Agrón. Gino Ceol
Ciudad del Plata, Depto. de San José, Uruguay.

Para comunicarse con el autor utilice su correo Ing. Gino Ceol: ginoceol@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: